Vivimos rodeados de electrodomésticos, algunos de los cuales están constantemente gastando energía. Todas esas lucecitas prendidas consumen sin que nos demos cuenta de ello. Los que más gastan son aquellos que eliminan calor, como la plancha, seguida de otros como la heladera. Ahora, todos sabemos que no podemos desconectar...